Literatura

Literatura2018-01-03T11:57:00+00:00

Pacheco, C. (2003). La última noche del tigre. 2ª. ed. México: Océano, 140 p.

Los relatos que componen la última noche del tigre trazan las coordenadas de una realidad que, pese a su carácter cotidiano, logra sorprendernos. Ello ocurre gracias a la capacidad de observación de Cristina Pacheco y, sobre todo, a su destreza para recrear, por medio de la palabra escrita, los espacios sociales y los personajes de un país lleno de contrastes y rezagos. Sus relatos representan aproximaciones sensibles y por momentos perturbadoras al México profundo, a sus habitantes y a su problemática. Pero en estas historias se advierte, también, el trabajo de una escritora cuya aguda sensibilidad le permite describir las artistas más delicadas e íntimas de hombres, mujeres, niños y ancianos que, más allá de su pertenencia a una nación en particular y a un grupo social determinado, encarnan los claroscuros de la condición humana.


Pérez-Reverte, A. (2002). La reina del sur. México: Alfaguara, 522 p.

Nombre: Teresa

Apellido: Mendoza Chávez (alias ‘La Mejicana’).

Características físicas: Ojos negros. Cabello negro. Sin marcas ni cicatrices. Complexión delgada. Estatura 1,67.

Historia criminal: Nacida en Culiacán, Sinaloa (Méjico). Hija de padre español y madre mejicana. Convivió con Raimundo Dávila Parra, alias El Güero Dávila, piloto de aviación relacionado con el cártel de Juárez. Viaja a España. Melilla. Relacionada con Driss Larbi, propietario de clubs nocturnos. Algeciras. Gibraltar. Relacionada con Santiago López Fisterra, piloto de planeadores. Tráfico de tabaco y estupefacientes. Detenida por el Servicio de Vigilancia Aduanera. Prisión de El Puerto de Santa María.


Pessoa, F. (2004). El banquero anarquista. México: Planeta, 306 p.

En 1922, cinco años después de la Revolución Rusa, Fernando Pessoa publica en una revista de Lisboa El banquero anarquista, uno de los muy pocos textos que daría a conocer en vida. De enorme originalidad y acaso más cerca de los diálogos platónicos que de la narración, los aparentemente impecables argumentos de este banquero corrupto y exitoso, que sin embargo insiste en asumirse como anarquista practicante, concretan una legítima cumbre de la ironía y del humor negro. Además, permiten calibrar a fondo la compleja y fecunda personalidad de su creador. Porque, a la vez que intenta revestir con razonamientos revolucionarios los fructuosos negocios de su protagonista, tan similares a los del devastador ultraeconomicismo globalizado de hoy, esos mismos argumentos resultan también convincentes para justificar la rebelión. Y anticipan, con deslumbrante lucidez, el estruendoso fracaso de lo que iba a ser el socialismo real.


Poniatowska, E. (2005). El tren pasa primero. México: Alfaguara, 497 p.

Este era un hombre que nació en un pueblito del sur de México. Nunca hubiera salido de él, pero un día el tren pasó frente a sus ojos y en el ruido de esa máquina escuchó el relato de su vida; supo el porqué de la indomable ansia de saber qué lo empujaba siempre más allá de sus límites. Y en efecto, a Trinidad Pineda Chiñas, el personaje central de esta novela, el tren  lo llevó a todo: a lugares que nunca imaginó, a incontables saberes, oficios, personas, posibilidades, y sobre todo al instante en que habló a sus compañeros ferrocarrileros con tal ardor y convicción que los convirtió en vanguardia de la lucha de los trabajadores. Y pararon de cabeza al país y al régimen.

‘El tren es la vida, qué duda cabe. Pero si bien ser ferrocarrilero es asunto de hombres, ninguno de ellos es nada sin las mujeres. Madres, esposas, maestras, amantes, rieleras, transitan por estas páginas con poderosa presencia, con la fuerza inabarcable que late dentro de cada una. Son lo que los hombres no alcanzan a ser, o ni siquiera imaginan’. La gran novela sobre el movimiento ferrocarrilero mexicano.


Puzo, M. (1993). El Padrino. España: Grijalbo, 414 p.

Vito Corleone, el Padrino, es el jefe de una familia norteamericana de origen siciliano. La historia de su vida al margen de la ley, de sus actuaciones como máximo dirigente de la Mafia, es también una parte de la historia de la sociedad norteamericana: el mundo del crimen organizado, sus luchas internas, sus influencias en la economía y la política del país. Esta magistral crónica del hampa inspiró la trilogía cinematográfica dirigida por Francis Ford Coppola.


Puzo, M. (2001). Los Borgia. La primera gran familia del crimen. España: Planeta Internacional, 397 p.

Mientras la implacable peste negra asolaba Europa, una nueva cultura empezaba a florecer en las ciudades y el estudio de las grandes civilizaciones clásicas iniciaba una época de esplendor para las artes, las letras y las ciencias. En Roma, la restauración de un único trono papal auguraba una nueva etapa de poder y fausto del papado, pero al mismo tiempo la corrupción amenazaba a la Iglesia. Altos mandatarios eclesiásticos visitaban los burdeles y mantenían amantes, aceptaban sobornos y comerciaban con las bulas papales que perdonaban los pecados más atroces. Así era la vida en el Renacimiento. Así era el mundo de Alejandro VI, el Papa Borgia, y de sus hijos César, Juan, Lucrecia y Cofre. Ésta es su historia, el retrato fascinante de una familia cuya ambición y sed de poder la llevarían a la cima del mundo, y la crónica del alto precio que pagaron por ello.


Ramos, A. (1999). Tú eres Pedro. España: Planeta, 299 p.

Tú eres Pedro es una historia de minas, es decir, de hombres, metales y palabras, en dialéctica de lucha y seducción. Una historia de búsquedas y orfebrerías que contagiaron al estilo de la narrativa y definieron la estrategia para reconstruir varias vidas. Pedro Romero de Terreros, protagonista de esta historia -hoy hombre de avenida ancha y barrio residencial-, fue quien ayer fundó el Monte de Piedad e hizo grandes favores a la corona española. La apuesta esencial de este libro, más allá de su rigurosa exactitud en tanto biografía, radica en reflejar el origen, en trasvasar mediante un collage de voces la arquitectura de la hacienda de Santa María de Regla. Esta novela pretende, sobre todo, funcionar como un espejo: Pedro soy yo, es él, eres tú, somos todos nosotros, los condenados a hacer la historia, los responsables de engendrar otro México.


Reed, J. (2000). México insurgente. México: Ediciones Coyoacán, 216 p.

México insurgente fue escrito por John Reed, un corresponsal de guerra que en 1910 viajó a México. Durante su estancia en este país, Reed anduvo con las tropas de Francisco Villa y convivió con los soldados. También conoció a Venustiano Carranza. Todos estos relatos y lo que vivió durante la revolución mexicana los reunió en el libro que ahora publicamos. Al regresar de México declaró: ‘Sí, México se halla sumido en la revuelta y el caos. Pero la responsabilidad de ello no recae sobre los peones sin tierra, sino sobre los que siembran la inquietud mediante envíos de oro y de armas, es decir, sobre las compañías petroleras inglesas y norteamericanas en pugna…’


Rifkin, J. (1996). El fin del trabajo: nuevas tecnologías contra puestos de trabajo el nacimiento de una nueva era. Barcelona: Paidós Ibérica, 400 p.

La obra de Rifkin, publicada en EE.UU. en 1995, analiza la cuestión acerca de si las nuevas tecnologías de los ordenadores y de las comunicaciones están destruyendo mas puestos de trabajo que los que crean y si la situación actual de mas de 800 millones de desempleados en el mundo es el resultado provisorio de un proceso de alcances insospechados. Fundamentada en gran parte en la situación en los EE.UU., donde el proceso presenta características particulares, su diagnóstico parece validarse en la mayor parte del mundo en donde la desocupación es un hecho creciente. Rifkin despliega un detallado cuadro de situación sobre los dramáticos efectos que el explosivo avance de las tecnologías de las comunicaciones y los ordenadores están provocando a nivel mundial en el ámbito laboral. Su resultado: una desocupación tecnológica creciente y su destino la pronta y quizás definitiva extinción de millones de puestos de trabajo. Su conclusión no debería resultar tan impactante por coincidir con las intermitentes prevenciones que muchos sectores de la sociedad vienen compartiendo durante los últimos años reservadamente. En sus propias palabras son el resultado de impactos largamente anunciados en materia de desempleo. Quizás el aspecto más destacado de su libro sea el abordaje directo del problema, argumentado de forma clara y concisa y respaldado por un incontrastable acopio de testimonios y evidencias. Finalmente cabe destacar la síntesis histórica, con que en términos de compresión general es expuesto este proceso de creciente avance durante los dos últimos siglos, su valentía para ponerlo en superficie y la formulación de diversas estrategias para afrontar lo que promete ser el mayor problema social de las próximas décadas.


Ritzer, G. (1996). La Mcdonalización de la sociedad: un análisis de la racionalización en la vida cotidiana. Barcelona: Ariel, 265 p.

El libro de Ritzer, constituye un ensayo de singular interés en tanto en cuanto sus directrices son fácilmente aplicables a múltiples ámbitos de la vida cotidiana; pero además Ritzer nos permite acercarnos un poco más al apasionante mundo de los McDonalds: ¿Sabía Usted que el payaso Ronald McDonald es el personaje de ficción más conocido por los niños de América, después de Mickey Mouse? ¿Sabía Usted que desde 1968 existe una Universidad de la Hamburguesa, en la que McDonalds enseña a sus altos directivos cómo hacer hamburguesas, patatas fritas, McNuggets, … y que siempre tengan el mismo sabor? (Naturalmente, el título de Licenciado en Producción de Hamburguesas se consigue a los dos meses, en consonancia con la eficacia y amor por la velocidad de los McDonalds, pero eso no quiere decir que los cursos de preselección no sean enormemente duros; cualquiera no es capaz de hacer las McPollo de la forma deseada, es una labor destinada sólo a los más capaces).


Rodríguez, R.R. (2010). El México Narco. México: Editorial Planeta, 206 p.

La geografía del narcotráfico, región por región, estado por estado, ciudad por ciudad…Lentamente, como sangre que escurre en un plano inclinado, el narcotráfico invadió territorio nacional. Con la complacencia y aun  con la complicidad de autoridades de todos los niveles –civiles, policiacas, militares-, el crimen organizado convirtió a México en una potencia de producción, distribución, venta y exportación de estupefacientes. De extremo a extremo de la República, los cárteles impusieron su ley a sangre y fuego en el sentido estricto de la expresión. En este libro, que reúne el trabajo periodístico de Proceso, ofrecemos la visión del México del narco – que aspira a evocar la expresión del México bárbaro de principios del siglo pasado, salida de la pluma del periodista estadounidense John Kenneth Turner- que los reporteros, corresponsales y enviados especiales captaron en trabajos de investigación.


Rulfo, J. (1993). El llano en llamas. México: Fondo de Cultura Económica, 192 p.

Es el cuento que le da nombre al libro, aquí la lucha armada revolucionaria se hace presente entre los federales que son la gente de Petronilo Flores y el movimiento rebelde con Pedro Zamora a la cabeza. Esta historia es narrada por el Pichón, uno de los hombres de Zamora que termina en la cárcel, pero no por haber participado con los rebeldes, ya que de eso las autoridades no se enteran, sino por su afición a robar mujeres.


Sabato, E. (2004). La resistencia. España: Booket, 125 p.

Ernesto Sabato nos pone en guardia contra los peligros que aquejan nuestra cultura, ahora en la más grave encrucijada de su historia. Un ensayo que toma la forma de 5 largas cartas dirigidas al lector en las que Ernesto Sabato reflexiona sobre la creciente falta de valores de la sociedad actual y denuncia la deshumanización en la sociedad tecnológica, animando al lector a librar una batalla contra el nihilismo y la desesperanza.


Saviano, R. (2007). Gomorra: Viaje al imperio económico y al sueño de dominio de la Camorra. España: Editorial Debate, 328 p.

Napolés es la ciudad más violenta de la Unión Europea. Su criminalidad organizada, la Camorra, ha asesinado desde 1980 a más de 3.600 personas, más que la suma de IRA, ETA y Brigadas Rojas, y mucho más que la Cosa Nostra siciliana. Pero el rojo de la sangre es sólo un aspecto de la calamidad. La otra cara del problema es negra: una ciudad que vive de la economía sumergida se condena a vivir del otro lado de la ley. Los jefes de clan, los usureros y los mafiosos sustituye gradualmente a los políticos, los bancos y los policías. Este increíble y fascinante relato real, escrupulosamente documentado, es un viaje a este mundo, el imperio empresarial y delictivo de la Camorra, periplo que comienza y termina bajo el ciclo de vida de las mercancías de uso y consumo –videojuegos, relojes, ropas de marca–, las cuales arriban al puerto de Nápoles –punto de entrada en Europa del comercio chino que escapa en su inmensa mayoría a las Aduanas–, pasando a formar parte de una ingente red de talleres clandestinos que alcanzan dimensiones globales y sustentan la actividad empresarial de la mafia. Esta es hoy en día la Camorra –o el “Sistema”, como verdaderamente se la conoce–: por un lado una organización empresarial con impresionantes ramificaciones por todo el planeta, y por otro una zona oscura, cada vez más extensa, donde cuesta distinguir cuánta riqueza es producto de simples operaciones financieras  cuánta de las actividades sanguinarias. Roberto Saviano ha logrado con Gomorra un éxito inmediato entre los lectores y una impostergable llamada de atención sobre la situación de su ciudad natal, donde el desempleo ronda el 20% –en algunos barrios llega hasta el 50%– y la delincuencia es la aspiración de la mayoría de los jóvenes, que ansían entrar en el “Sistema”, una tupida red de actividades criminales que adorna los sueños de los casi 9000 niños que abandonan el sistema escolar cada año.


Sefchovich, S. (2008). País de mentiras. La distancia entre el discurso y la realidad en la cultura mexicana. México: Océano, 391 p.

En México se miente. Todos los días y sobre todo los asuntos. La forma de gobernar en nuestro país consiste en mentir. Tendremos las mejores leyes e instituciones, habremos firmado todos los convenios del mundo, nos habrán hecho las promesas y ofrecimientos más excelsos, incluso los informes de resultados más alentadores, pero nada de eso es cierto, porque las instituciones no cumplen con su prometido, a las leyes no se las respeta, se promete lo que no se va a cumplir y se asegura que se hace lo que no se hace. Aunque pasen los años y las modas ideológicas, aunque cambien los partidos en el poder y los funcionarios en el gobierno, a los ciudadanos nos mienten una y otra vez. Este es un texto amargo y políticamente incorrecto. Leerlo nos permitirá esclarecer las raíces del coraje y la impotencia que sentimos como ciudadanos.


Sender, R. J. (2008). Réquiem por un campesino español. España: Destino, 112 p.

Esta historia no es más que una excusa para mostrar la realidad, la verdadera historia, en donde se ve el compromiso político del autor mostrando dos ideologías opuestas. A pesar del miedo y los sucesos convulsos que evocan, todo está narrado con extrema sencillez estructural en una atmósfera carente de pesadillas pero no de sobriedad y tranquilidad, remordimiento y quizás incluso arrepentimiento e hipocresía. Sin duda una obra compleja, pero esencial de la literatura española. Paco es el protagonista de la novela, es un antihéroe clásico, trágico, puro, sincero y, quizás, algo idealista. El ejemplo, el líder en la lucha, el más querido del pueblo, pero el verdadero protagonista y narrador de la historia es Mosén Millán. Precisamente la novela es, desde el principio, el hilo de reflexiones, inquietudes y arrepentimientos del párroco y los sentimientos que le asaltan, así como las autojustificaciones que busca para aligerar su carga moral por la responsabilidad en la muerte de Paco. El cura del pueblo simboliza y representa a todo el conjunto de la Iglesia, en una dura crítica sobre el papel que ésta adoptó durante la preguerra y la Guerra Civil Española (de ahí la inacción ante la muerte de Paco y la falta de compromiso del cura). Mosén Millán en la novela predica resignación y humildad, aceptar los avatares de la vida y poner la otra mejilla. De este modo intenta explicar a Paco que la extrema pobreza de los que viven en las cuevas no es cosa realmente tan grave si se piensa en las miserias espirituales a las que están expuestos y, finalmente, también intenta que Paco acepte su muerte y se resigne. En esta actitud se refleja una feroz crítica en donde se aprecia con extrema claridad la forma de pensar y la ideología del autor.


Smith, W. (1994). Los cazadores de diamantes. Argentina: Emecé, 249 p.

Johny Lance y Benedict Van der Byl han sido criados como hermanos pero entre ellos existe una profunda rivalidad. Benedict nunca podrá alcanzar el éxito y la brillantez de Johny en la gran compañía de extracción de diamantes de su padre. El viejo Van der Byl redacta un testamento que los enfrenta en una lucha que sólo puede resolverse con la destrucción de uno de ellos.

La acción de Los cazadores de diamantes transcurre entre la Ciudad del Cabo y Londres, entre las tormentas de arena en el inhóspito desierto de la costa occidental de Sudáfrica y lasheladas aguas del Atlántico Sur.


Spota, L. (1951). Más cornadas da el hambre. México: Porrúa, 275 p.

La vida sobre personajes diversos que tienen diferentes empleos pero que por causas de fuerza mayor tienen que abandonar sus empleos para convertirse en toreros ya que da más cornadas el hambre que el toro.


Spota, L. (1987). Murieron a mitad del río. México: Grijalbo, 236 p.

Relata la historia de los “mojados” mexicanos que se aventuran a cruzar la frontera hacia Estado Unidos en busca de dólares, para volver a su tierra humillados y en la misma pobreza. Más sin embargo, la angustia, el dolor, la ira, las alegrías, los golpes que ellos reciben, no son sólo particulares suyos. Pertenecen también, en odiosa multiplicación, a los que llegaron antes o allí permanecen, pero siempre con un sinnúmero de hombres salidos de México, ilegales propicios a recibir maltratos y vejaciones; y lo que aquí se narra es auténtico.


Steinbeck, J. (1999). La perla. Madrid: Millenium, 95 p.

Steinbeck es un escritor obsesionado por la pobreza del sur norteamericano, y apenas hay libro suyo en el que esto no se note desde el principio {…} Obsesión que, por así decirlo, implosiona con no menos aterrador esplendor en la novela corta La Perla. Su mensaje es hondamente rural, y muy revelador de la mentalidad, sofisticada y primitiva, brutal y lírica, de su autor: una perla muy valiosa, hallada por un pescador mexicano totalmente indigente, destruye su hogar y mata a su hijo, dejándole sin esperanza. Es un mensaje sin moraleja, moral o remedio: Steinbeck expone la tragedia sin juzgarla ni suscitar ánimos. Como en una tragedia antigua, se deja al público la tarea de interpretar, valorar, y premiar o castigar.