Literatura

Literatura2018-01-03T11:57:00+00:00

Aldir, J.C. (2011). Asesino de muertos. México: Lectorum.

Agobiado por apremiantes necesidades económicas, Esteban acepta matar a cambio de dinero. Alguien escoge a las víctimas, le envía las instrucciones en sobres amarillos, y él debe limitarse a ejecutar a aquellos que de alguna manera están muertos ya. Todo parece simple, pero nada volverá a ser igual, sobre todo cuando en medio de la vorágine de sangre y crueldad encuentre el verdadero amor. Inmersa en una sociedad decadente y corrupta, llena de familias rotas, amores malogrados y existencias sin sentido, ésta es una novela que se lee de principio a fin conteniendo la respiración.


Asturias, M. A. (1972). Viento  Fuerte. Bueno Aires: Ediciones Losada, 207 p.

Asturias asume el compromiso con una realidad social que se denuncia y se procura modificar y la conciencia de las raíces mitológicas del hombre centroamericano. Viento Fuerte relata la experiencia de las explotaciones bananeras en Centroamérica; en una fluctuante relación de crónica y ficción de relatos desgarradores. En tanto el Viento Fuerte que azota las costas de Centroamérica completa la desgracia de muchos rendidos, cansados y explotados trabajadores de la tierra. Hay fuego en sus páginas, imposible huir de su atracción.


Asturias, M. A. (1969). El papa verde. 5ta. ed. Buenos Aires: Ediciones Losada, 257 p.

Esta es la segunda parte de la trilogía que integran los libros Viento fuerte, El papa verde y Los ojos de los enterrados añade una aguda intención social a esos valores poético – mitológico y a esa observación de una realidad política. En una plantación bananera de la zona del Caribe, Asturias retrata a uno de los personajes más apasionantes de la novela hispanoamericana, uno de esos aventureros norteamericanos de recio carácter, individualistas de temperamento casi renacentista, que se apodera de una sociedad frutera, despojando e primer término a los cultivadores y luego a los mismos capitalistas de la compañía. Obra de arte y documento, pintura de un personaje excepcional y de una situación humana y social, El papa verde ocupa un lugar incomparable en el universo que Asturias ha construido pacientemente, brillantemente, con cada uno de sus libros.


Asturias, M. A. (1972). Los ojos de los enterrados. 5ta. ed. Argentina: Ediciones Losada, 492 p.

Los ojos de los enterrados -tercer tomo de este ciclo iniciado con Viento fuerte y El papa verde- concluye este gran fresco guatemalteco. La oscura población indígena, llevada al límite por exigencia de sus amos y estimulada por la elocuencia de los agitadores, pasa a la acción. Si se hace abstracción de las ideas nuevas, y extrañas a su espíritu, que inspiran esa lucha, estos indígenas aparecen como herederos de los mayos que resistieron la invasión de los conquistadores. Los ojos de los enterrados, con sus colores cálidos y violentos, hace pensar en las antiguas pinturas de los templos mayas, particularmente e esa “galería de batallas” de las dinastías guatemaltecas desaparecidas que es el templo de Bonampak. Miguel Ángel Asturias también parece inspirado por el “espíritu de la tierra” y es esto lo que otorga a sus libros un relieve tan vigoroso.


Asturias, M. A. (1976). Week – end en Guatemala. ed. Argentina: Ediciones Losada, 229 p.

Si una obra de Asturias puede ingresar más estrictamente en el canon del realismo social y la denuncia, esa obra sería precisamente este Week-end en Guatemala, crónica ficticia de la terrible guerra relámpago que abatió el gobierno de Arbenz e impuso la dictadura de Castillo Armas, con la intervención de los trusts norteamericanos de explotación frutera. “¿No ve las cosas que pasan? ¡Mejor llamarlas novelas!” Esta desesperada sentencia, a modo de epígrafe, define la fluctuante relación de crónica y ficción de estos relatos desgarradores.


Asturias, M. A. (2008). Hombres de maíz. España: Alianza Editorial, 376 p.

Publicada en 1949, hombres de maíz constituye una incisiva denuncia de los devastadores efectos que el capitalismo y las grandes empresas internacionales tuvieron en las costumbres, creencias ancestrales, despersonalización e inseguridad de los campesinos guatemaltecos.


Azuela, M. (2008). Los de abajo. México: Fondo de Cultura Económica, 173 p.

Este libro es un clásico de la literatura mundial y posee el mérito histórico de haber iniciado la novela sobre la revolución mexicana de 1910; la obra muestra desde dentro las fuerzas de lo que entonces se llamó “La bola”: los desposeídos levantados para la revuelta. La novela arranca con el grupo armado de Juchipila, un poblado al sur de Zacatecas, y cierra, como epílogo de la narración y un símil de la suerte misma de la revolución, cuando la ciudad es tomada por las tropas carrancistas.


Azuela, M. (2004). Mala Yerba – Esa Sangre. México: Fondo de Cultura Económica, 231 p.

Mala yerba, publicada a finales del porfiriato, conlleva una imagen fiel de la situación en que se encontraban los trabajadores del campo con respecto a los poderosos hacendados. Esa sangre continúa la acción de los personajes de la novela anterior que sobrevivieron a la revolución mexicana y se desempeñan en el mismo ambiente rural.


Beigbeder, F. (2004). 13, 99 euros. España: Anagrama, 285 p.

Octave Parango, joven y triunfador creativo publicitario, forma parte de quienes deciden lo que el público deseará mañana. Pero, asqueado de tantas manipulaciones, decide escribir un libro de denuncia contra esa industria para lograr que lo despidan de la poderosa agencia en la que trabaja. A partir de aquí se inicia un enloquecido viaje a los infiernos rituales -drogas, sexo y violencia- escrito con un estilo que ha sido comparado con el de Bret Easton Ellis y el de Houellebecq. Un panfleto insolente contra la manipulación consumista, que en Francia ha sido un rotundo best-seller, al igual que en los países en que se ha traducido.


Beigbeder, F. (2008). Socorro, Perdón. España: Anagrama, 256 p.

Octave Parango, el protagonista de 13’99 euros, vuelve a la carga. Mantiene intactas sus neurosis y su peculiar forma de enfrentarse a la realidad pero ahora vive en Rusia y trabaja como cazatalentos para un líder mundial de la industria cosmética. Lo que el francés busca en un Moscú de sueños, diversión y pesadillas son chicas guapas, las más guapas del mundo, a ser posible. En esta desternillante novela, sumergidos en el Moscú más moderno, con atascos monstruosos y boutiques de superlujo, donde poderosos oligarcas ostentan sus Rolex de oro en un brazo y pasean en el otro a nínfulas de piernas infinitas, Beigbeder nos ofrece una ácida crónica sobre el cuerpo, la belleza y el sexo; la impudicia del dinero y las locuras de la mundialización.


Belfort, J. (2009). El lobo de Wall Street. México: Editorial Planeta, 477 p.

En esta asombrosa e hilarante autobiografía; Belfort narra la vorágine de codicia, poder y excesos que lo lleva a convertirse en el lobo de Wall Street. En la década de 1990, Wall Street estaba en plena fase ascendente y escupía nuevos millonarios de a docenas. El dinero era barato, y un tipo llamado Michael Wilkin había inventado los bonos basura, que cambiaron la manera de hacer negocios de las corporaciones de los Estados Unidos.  Jordan Belfort, hasta entonces directivo de la conocida norma de inversiones Stratton Oakmonts, se convirtió en uno de los hombres más tristemente célebres de las finanzas estadounidenses: un brillante y astuto traficante de acciones que encabezaba una alegre banda que asola Wall Street desde su gigantesca oficina de Long Island. Durante el día ganaba miles de dólares por minuto. Por la noche, los gastaban tan rápido como le era posible, en drogas, sexo y viajes por el mundo. En esta asombrosa e hilarante autobiografía, Belfort narra la vorágine de codicia y poder y excesos que lo lleva a convertirse en el Lobo de Wall Street: desde la relación tormentosa con su mujer, con quien comparte una casa que incluye dos niños, una planta de personal de veintidós integrantes, un par de guardaespaldas y cámaras ocultas por doquier, hasta el desenfrenado hedonismo de su vida laboral. Esta es la increíble historia de un hombre común que comienza vendiendo helados a los dieciséis años y termina por ganar cientos de millones.


Beltrán, R. (1999). La corte de los ilusos. México: Planeta, 260 p.

En su primera novela Rosa Beltrán reinventa la vida y muerte del único emperador mexicano, Don Agustín de Iturbide: su fastuosa corte, sus curiosos parientes, amantes, fieles, enemigos. Todo está visto a través de diferentes personajes en una suerte de rehilete: la costurera parisina, madame Henriette, la princesa Nocolasa, hermana del emperador, ninfómana y cleptómana, la Güera Rodríguez y el obispo Antonio Joaquín que escucha las confesiones de Ana María, la mujer del Dragón. Lejos de ser una simple aproximación histórica La corte de los ilusos es una obra literaria cuyo valor se enriquece por medio de su deleitosa recuperación de refranes, dichos populares y evocaciones de la época. Al crear una tragicomedia de la historia mexicana. Rescata con buena prosa y el tono exacto toda una época y las transforma en literatura gracia a una imaginación y un justo equilibrio entre los datos recogidos en archivos y bibliotecas y su joven y fecunda capacidad creadora.


Benedetti, M. (2002). La tregua. España: Cátedra, Letras Hispanas, 255 p.

Desde su publicación en 1960 la crítica ha saludado a La tregua como una obra clásica de la nueva narrativa latinoamericana. Mario Benedetti registra en esta novela, planteada en forma de diario íntimo, el desarrollo psicológico de un oficinista a punto de jubilarse –se dice que Uruguay es un país de oficinistas y jubilados. Al tiempo y acorde con su circunstancia vital, el autor traza una crónica de la frustración de la vida cotidiana de la clase media uruguaya y una reflexión sobre lo nacional.


Benedetti, M. (2006).  Pedro y el Capitán. México: Punto de Lectura, 86 p.

Pedro y el capitán, que ha conmocionado al mundo por su crudeza y realismo, es una denuncia contra la tortura (una de las peores ignominias que practican los mecanismos del poder) y una defensa esperanzadora de la dignidad y de los derechos humanos. Pedro es un preso político. Durante su encierro es acosado y torturado física y psicológicamente por el capitán. Enfrentados por causas contrarias en una batalla desigual, la víctima y el verdugo habrán de confirmar que hay valores eternos que ninguna fuerza represiva puede borrar.


Bloch, M. (1988). Los reyes taumaturgos. México: Fondo de Cultura Económica, 465 p.

En el siglo XIV se originó una disputa entre el monarca inglés Eduardo III y Felipe de Valois ‘verdadero rey de Francia’, en la que este último reclamaba la devolución de territorios franceses que aquél le había arrebatado. Sometidos al arbitraje de los venecianos, éstos hallaron una manera incuestionable de demostrar la naturaleza real de Felipe de Valois y la legitimidad de sus pretensiones, exponiéndolo a ser devorado por los leones hambrientos. En efecto, durante varios siglos las cortes europeas consideraron que la investidura real era inmune a la ferocidad de las bestias. En el viejo mundo oriental la naturaleza sagrada de reyes y caudillos era artículo de fe y esta consideración, avalada por el Antiguo Testamento, pasó intacta al universo cristiano.

En los reyes taumaturgos Marc Bloch investiga  los poderes sobrenaturales atribuidos a los monarcas en la Edad Media y aun después, incluso hasta 1825, en la consagración del rey Carlos X de Francia, quien fue el último soberano que tocó las escrófulas de sus súbditos enfermos para proporcionarles milagrosa cura. Para Bloch, las prácticas taumatúrgicas de los soberanos europeos son una clave para comprender las complejas relaciones entre saber, magia, poder y religión que han dibujado el rostro de la civilización occidental.


Bradbury, R. (1999).   Farenheit 451. México: Plaza & Janes, 175 p.

Fahrenheit 451 ofrece la historia de un extraño y horroroso futuro. Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es la de sofocar incendios sino la de provocarlos, para quemar libros. Porque en el país de Montag está terminantemente prohibido leer. Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar. Porque leer impide ser feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza…La novela más célebre de Ray Bradbury, maestro de la ficción científica.


Buck, P. S. (2009). La madre. Barcelona: Editorial Debolsillo, 256 p.

Una novela intimista sobre la vida familiar en la China tradicional. Pearl S. Buck supo interpretar, como ningún otro occidental, el alma del pueblo chino. Su obra constituye un puente de entendimiento entre nuestro mundo y aquel gigantesco país asiático. La madre es la historia de una mujer china, en el marco histórico de la década de 1930, a quien no se da nombre propio alguno en la novela —al igual que a los demás personajes—, pues solo se hablará, en alguna ocasión, y como incidentalmente, de una tal familia Li, y que personifica a la sufrida madre rural china, constituyendo una contrafigura de la O-Lang que aparece en La buena tierra.


Buck, P. S. (2006). La buena tierra. Barcelona: Debolsillo, 368 p.

La buena tierra es un libro que intenta retratar el nivel de vida, la organización y las costumbres de la sociedad china antes de que se convirtiese en lo que es ahora: una potencia mundial, es decir recordemos que antes, la base de la economía China era la agricultura. Peral S. Buck intenta retratar esas costumbres arraigadas ancestralmente en un pueblo que en ese entonces estaba íntimamente sujeto a la religión. Wang Luna es un muchacho nacido en una clase social que no le permite aspirar a mucho…es un campesino. Desde que murió su madre se ha dedicado a cuidar a su padre y a labrar la tierra que poseen, él y su progenitor. Su padre lo a criado con la misma dureza de todas las familias chinas y con las mismas costumbres e ideas que todas.


Bukowski, Ch. (1993). Cartero. España: Anagrama, 192 p.

Charles Bukowski, escritor eminentemente autobiográfico, nos cuenta en esta obra otro fragmento de la vida de su alter ego Chinaski. En Cartero describe los doce años en que estuvo empleado en una sórdida oficina de correos de Los Ángeles. El libro termina cuando Chinaski/Bukowski abandona la miserable seguridad de su empleo, a los 49 años, para dedicarse exclusivamente a escribir. Y escribe Cartero, su primera novela.


Carpentier, A. (2004). El Reino de este mundo. España: Booket, 153 p.

El reino de este mundo, novela pionera del realismo mágico, explora los orígenes de la independencia haitiana, en una América donde lo mágico es cotidiano y real. Inspirado por la extraordinaria historia original y valido de su admirable poder narrativo, Alejo Carpentier es artífice de un relato alucinante e incomparable que recrea los acontecimientos que precedieron a la independencia haitiana en la corte real de Henri Christophe. A través de los ojos de un esclavo, el lector se introduce en la fascinante atmósfera de una Haití en busca de su independencia, un mundo de pasiones que se desenvuelven en medio de la feroz caricatura de los extraordinarios lujos de corte bonapartista; una corte construida con elementos casi salvajes de una isla antillana en la que la tiranía cambia brutalmente de nombre y la esclavitud se perpetúa bajo la opresiva monarquía de Christophe. Carpentier pinta un mundo barroco en el que los ecos del tamtam repercuten en la borlas de las bordadas mitras de fingidos obispos. Una tierra que se vuelca al Vudú en medio del auge y la caída del primer poder negro en América, y el impacto e influencia de la Revolución Francesa en las Antillas.